Vitaminas para quedarte embarazada

vitaminas que pueden ayudarte a quedarte embarazada

Hay cantidad de vitaminas que te pueden ayudar si planeas quedarte embarazada, así que si estás pensando en buscar el bebé que tanto deseas, tienes que saber que existen suplementos que resultan muy beneficiosos en la tarea de ayudarte a concebir un hijo.

En este artículo hemos preparado un resumen de lo mejor que puedes obtener de las diferentes combinaciones de minerales y vitaminas que más te ayudarán en tu propósito.

Un buen multivitamínico incluye la mayor parte de las vitaminas y minerales que te explicaremos a continuación. Encontrarás también algunos alimentos de donde puedes obtenerlas de manera natural. Recuerda en cualquier caso que antes de tomar cualquier suplemento debes consultar a tu médico, pues no debes tomar suplementos que tu cuerpo no necesita ya que el efecto será adverso y puede llegar a tener graves consecuencias.

Nutrientes y vitaminas que pueden ayudarte a quedarte embarazada

1. Betacaroteno. Este nutriente ayuda a regular las hormonas hasta el punto de prevenir un aborto precoz una vez estés embarazada. Se encuentra de forma natural en zanahorias, melón, calabaza, patatas, espinacas y brócoli.

Vitamina B. El complejo de vitaminas B ayuda a los ovarios en el proceso de liberación de un óvulo durante el proceso de ovulación. La vitamina B6 en particular aumenta los niveles de progesterona, necesaria para mantener el embarazo. Se encuentra de manera natural en legumbres como el garbanzo, verduras de hoja verde, huevos y carne.

Bromelina. Es una enzima de que ayuda en la asimilación de los aminoácidos y ayuda en la implantación de un óvulo fertilizado. Es por este motivo que resulta especialmente importante ingerir la cantidad recomendada por tu médico después de la ovulación. La puedes tomar de forma natural en la piña.

Vitamina C. La vitamina C facilita la absorción del hierro y la producción de progesterona. La ingesta de vitamina C ayuda a favorecer la fertilidad en la mujer, mejorando la salud y movilidad de los espermatozoides en el hombre. La encontrarás de forma natural en los cítricos, fresas, cerezas, tomates, patatas o guisantes.

Colina. La colina es un nutriente esencial que suele ser relacionado con las vitaminas B. Disuelto en agua es ideal para la salud del cerebro de la madre y el bebé. Se encuentra en la yema de huevo y la coliflor.

Coenzima Q10. Esta coenzima es conocida por favorecer la salud del corazón. Además de esto, recientes estudios parecen demostrar su eficacia en la fertilidad al mejorar la calidad de los óvulos y los espermatozoides. Se encuentra principalmente en el pescado y vísceras de animales, además de germen de trigo.

Vitamina D. Resulta vital para la producción de las hormonas sexuales. Las mujeres menos fértiles suelen tener niveles más bajos de vitamina D que la media. Reduce la inflamación del cuerpo y mejora la fertilidad. Está presente en productos lácteos fortificados, pescados grasos (salmón, atún, caballa) y aceite de hígado de bacalao. La exposición diaria al sol durante un período de 10 a 15 minutos ayudan a su producción de manera natural.

Vitamina E. Unos buenos niveles de vitamina E son importantes debido a su presencia los óvulos. Su ingesta por los hombres ayuda a mejorar la calidad del esperma. Tiene además potentes propiedades antioxidantes. Puedes encontrarla en aguacates, aceite de germen de trigo, verduras de hoja verde, nueces, almendras y cacahuetes.

Ácido fólico. El ácido fólico es la forma sintética del folato, un grupo de vitaminas del complejo B conocido como B9. Es esencial para las mujeres que quieren quedarse embarazadas ya que ayuda a que el tubo neuronal del bebé se cierre correctamente, lo que ocurre a las 2 o 3 semanas de la concepción, cuando muchas mujeres aún desconocen su estado. Se toma en forma de suplemento debido a que extrañamente se toma la dosis recomendada diaria, por lo que es importante que si quieres tener un bebé empieces a tomar un suplemento que contenga al menos 400 microgramos de ácido fólico. Es muy útil también para los hombres ya que ayuda a producir espermatozoides más sanos. Se encuentra en fríjoles, zumo de naranha, verduras de hoja verde y cereales fortificados.

Hierro. Debido al alto requerimiento de nutrientes del feto, en el embarazo es muy común que las mujeres padezcan episodios de anemia. Niveles bajos de hierro antes del embarazo pueden influir en el proceso de ovulación. Las mujeres que toman suplementos con hierro suelen tener menor incidencia de infertilidad. Antes de tomar un suplemento con hierro, debes consultar a tu médico para que te aconseje. Se encuentra de manera natural en huevos, carne, pescado, tomate, remolacha, brócoli, espinacas, calabaza y cereales integrales.

Ácidos grasos omega 3. El omega 3 es esencial porque nuestro cuerpo no lo produce naturalmente. Este nutriente ayuda a que los folículos ováricos liberen el óvulo, aumente el flujo sanguíneo al útero y equilibre las hormonas. Algunos estudios preliminares demuestran que pueden ayudar al desarrollo del cerebro fetal y su coeficiente intelectual. Se encuentra en las semillas de lino, aceite de linaza, salmón, caballa, sardinas, anchoas, arenque y nueces.

  • Compartir en Google +