Las mejores vitaminas para combatir la fatiga

¿Te sientes constantemente cansada o fatigada? La carencia de ciertos nutrientes es causa común de fatiga que un multivitamínico por sí mismo no solucionará. Las células del cuerpo dependen de ciertas vitaminas y minerales para generar energía, siendo esta carencia lamentablemente muy común entre la población de todo el mundo.

Un alto porcentaje de adultos en Europa y Estados Unidos no llegan a ingerir las cantidades diarias recomendadas de muchos de los minerales y vitaminas que necesitamos, siendo las carencias más comunes las de potasio, vitamina K, vitamina E y vitamina D, seguidos por las vitaminas A y C.

La deficiencia de nutrientes es causa de fatiga debido a que reduce la producción de energía dentro de las células, lo que a su vez genera un excesivo cansancio, falta de energía y otros síntomas.

Hay tres nutrientes que pueden ayudarte a mejorar tus problemas de fatiga son las vitaminas del grupo B, el magnesio y los antioxidantes.

Vitaminas B

Las vitaminas del grupo B son necesarias en el proceso de convertir en energía los alimentos que tomamos. Este grupo engloba la vitamina B1 (tiamina), B2, B3, B5, B6, B12, ácido fólico y biotina.

Si tienes una carencia de estas vitaminas, la capacidad de las mitocondrias de las células para generar energía se verá comprometida. Debido a su función en la producción de energía, el buen funcionamiento de las mitocondrias es fundamental para combatir el cansancio y la fatiga.

La carencia de una vitamina B puede provocar problemas en el proceso de convertir los alimentos en energía. En particular, la deficiencia de vitamina B12 es causa de fatiga, y se calcula que entre el 10 y el 15% de adultos tiene deficiencias significativas de este elemento.

Las vitaminas del grupo B ayudan a prevenir la pérdida de memoria y problemas más graves como derrames cerebrales. Si tienes problemas de fatiga, puedes probar a tomar durante 6 semanas un suplemento de vitamina B. Esto te ayudará a determinar si tu fatiga está relacionada con la carencia de ella. Puedes combinar la toma de este complejo con la de vitamina B12.

Magnesio

El magnesio es un mineral esencial involucrado en más de 300 procesos metabólicos del organismo claves en la producción de energía. El magnesio es necesario para formar y almacenar la molécula de energía ATP. La deficiencia de este mineral afecta en la producción de energía requerida por las mitocondrias de las células para generar ATP.

El déficit de magnesio reduce la capacidad de las células frente al daño causado por los radicales libres. Es importante indicar que la inflamación crónica y el estrés oxidativo se han identificado como causantes de varias afecciones relacionadas con la fatiga, como la depresión o el síndrome de fatiga crónica.

Se estima que hasta un 23% de la población tiene bajos niveles de magnesio y no cumplen con su ingesta diaria recomendada por la OMS. Los niveles bajos de este mineral se relacionan con un mayor riesgo de fatiga crónica.

Tomar suplementos a base de magnesio es seguro y un buen remedio para el tratamiento de la fatiga.

Antioxidantes

Los antioxidantes son los compuestos químicos encargados de neutralizar los radicales libres para prevenir que el oxígeno reaccione con otros compuestos.Entre los antioxidantes más comunes están las vitaminas C y E o la coenzima Q10.

Como las vitaminas del complejo B, los antioxidantes están involucrados en la producción de energía en las células. Son necesarios para apoyar la producción de energía, y su deficiencia se manifiesta de manera similar al déficit de vitamina B.

  • Compartir en Google +