Suplementos de vitaminas para niños

suplementos de vitaminas para niños

Los niños deben tomar las vitaminas que necesitan de una dieta sana y saludable que incluya todo lo que el niño necesita en esta época:

  • Leche y productos lácteos
  • Frutas y verduras
  • Proteínas (pollo, pescado, carne, huevos)

¿Cuándo necesitan los niños tomar suplementos de vitaminas?

Muchas veces, el ritmo de vida de los padres no permite dedicar el tiempo necesario a la preparación de comidas y cenas, por lo que éstas pueden no reunir los nutrientes que el niño necesita. El pediatra puede recomendarte un suplemento o multivitamínico en caso de:

  • Niños que no hacen comidas bien equilibradas en el aporte de calorías y vitaminas: frutas, verduras.
  • Niños con algún problema como asma, problemas digestivos o en caso de estar en tratamiento farmacéutico.
  • Niños con alto consumo de alimentos precocinados o procesados.
  • Niños que siguen una dieta vegetariana (suplemento de hierro) o libre de lácteos (suplemento de calcio)
  • Niños que consumen muchos refrescos carbonatados

Las seis vitaminas y minerales más importantes para niños

Entre las vitaminas y minerales fundamentales para el óptimo crecimiento de los niños, podemos destacar seis como las más importantes:

  • Vitamina A: promueve el crecimiento y desarrollo de huesos y tejidos. Influye en la salud de los ojos, la piel y el sistema inmune. Se encuentra en buenas cantidades en la leche, huevos, zanahorias, calabazas y batata.
  • Complejo de vitaminas B: incluye a las vitaminas B, B2, B6 y B12, e interviene en la producción de energía y ayuda a mantener en buen estado el metabolismo, el sistema nervioso y la circulación sanguínea. La puedes encontrar en carne, pollo, pescado, frutos secos, leche, huevo y soja.
  • Vitamina C: ayuda a tener en forma la piel y los músculos. Puedes encontrarlo en buenas cantidades en las fresas, kiwi, tomate, verduras de hoja verde y cítricos como la naranja y el pomelo.
  • Vitamina D: ayuda al cuerpo a absorber el calcio y promueve la formación de los huesos y los dientes. La mejor fuente de vitamina D es el sol, y está presente también en pescados grasos como el salmón o la caballa.
  • Calcio: ayuda a fortalecer los huesos. Alimentos con una buena cantidad de calcio incluyen la leche, yogur y queso.
  • Hierro: es esencial para la buena salud de los glóbulos rojos. El déficit de hierro es común en la adolescencia, sobre todo en las niñas, y puede ser causa de anemia. El hierro lo puedes obtener naturalmente de la carne de vaca y cerdo, espinacas, frijoles y ciruelas pasas.

No es recomendable dar a los niños un suplemento de vitaminas si no es por prescripción médica, ya que los excesos de vitaminas pueden resultar tóxicos y provocar problemas de salud.

La mejor manera de que los niños tomen las vitaminas que necesitan es a través de una alimentación sana, con una buena cantidad y variedad de alimentos frescos, con una buena cantidad diaria de frutas y verduras.

La nutrición juega un papel fundamental en el desarrollo de los niños, por lo que debemos empezar procurándoles una buena alimentación. Los suplementos vitamínicos deben ser dados como última opción y siempre bajo prescripción médica. Nunca des a tu hijo un complejo vitamínico sin consultar antes con tu médico o farmacéutico.

Niños y vitaminas: consejos

Si das vitaminas a tus hijos, procura seguir estos consejos para hacerlo de forma responsable:

  1. Ponlas lejos de su alcance, que no las consideren caramelos
  2. Si tu hijo está tomando algún medicamento, asegúrate de preguntar al médico sobre posibles efectos adversos al tomarlo junto con las vitaminas.
  3. Si tu hijo no quiere tragar una píldora, existen multivitamínicos masticables, de forma que el niño la tomará pensando que es una gominola.
  4. A menos que tu médico te indique lo contrario, en ningún caso des un suplemento de vitaminas o minerales a un niño menor de 4 años.
  • Compartir en Google +