El calcio: función, beneficios y efectos secundarios

todo sobre el calcio

El calcio es un mineral muy importante para nuestro cuerpo. Entre sus funciones, hay que destacar que es indispensable para la formación de la estructura ósea, como son los huesos y dientes. El 99% del calcio en nuestro cuerpo es parte de los huesos, mientras que solo el 1% restante se encuentra en la sangre.

Durante todas las etapas de la vida se necesita de calcio. Desde el nacimiento hasta el primer año de edad, se necesita entre 200 mg y 250 mg diario. Durante la infancia y la adolescencia, la dosis aumenta entre 700 mg y 1000 mg por día Y en la adultez, se recomienda una dosis que va desde los 800 mg a 1200 mg por día.

Hay que tener en cuenta también que para que el calcio sea absorbido correctamente por la estructura ósea del cuerpo, se necesitan buenos niveles de vitamina D.

Funciones del calcio

  • Forma parte de la estructura ósea
  • Mantiene sanos y fuertes huesos y dientes
  • Es esencial para el proceso de coagulación de la sangre
  • Transmite el impulso eléctrico o impulso nervioso a los músculos
  • Es necesario para el proceso de contracción muscular
  • Estimula la secreción de hormonas
  • Activa las enzimas que se necesitan para las reacciones químicas del organismo
  • Permeabiliza a las membranas de las células
  • Favorece la absorción de la vitamina B12
  • Regula el ritmo cardíaco
  • Permite una mejor circulación sanguínea

Beneficios del calcio

Por todas las funciones del calcio, este es un mineral esencial para el organismo y por eso lo necesita en cantidades abundantes.

Una de sus funciones más importantes es la formación del esqueleto. Por esta razón se recomienda a las mujeres embarazadas y en etapa de lactancia, como también a los niños durante la infancia y la adolescencia.

Además, el calcio también mantiene los huesos sanos y fuertes durante la edad adulta y la vejez. Previene la caída de los dientes y enfermedades como la osteoporosis y osteopenia. Además, al fortalecer los huesos, reduce los riesgos de rotura.

Otro beneficio del calcio es ayudar a perder peso. Esto va mucho más allá de un tema estético, el sobrepeso es muy negativo para la salud. Se recomienda incluir alimentos ricos en calcio a la dieta diaria para que este mineral favorezca a la quema de grasas.

Es muy recomendado también para aliviar los síntomas premenstruales y reduce los riesgos de padecer cáncer de mamá durante la etapa de la menopausia.

¿Cómo obtener calcio?

La principal manera de obtener la dosis de calcio necesaria para el organismo, es mediante la alimentación. Los alimentos más ricos en calcio, son:

  • Leche, yogurt, y otros productos lácteos
  • Quesos, principalmente el queso gruyere
  • Pescados y mariscos, como por ejemplo salmón
  • Vegetales de hojas verdes
  • Pipas o semillas de girasol
  • Legumbres y leguminosas como sojas, habas y judías
  • Almendras, avellanas, cacahuetes
  • Agua
  • Cereales enriquecidos
  • Huevo

Es importante comprender que el organismo solo absorbe entre el 24% y el 40% del total del calcio provisto por medio de la alimentación. Se recomienda mantener correctos niveles de vitamina C y D, proteínas y lactosa, porque estos favorecen a una mejor absorción.

Efectos secundarios de la deficiencia o exceso de calcio

La deficiencia de calcio en el organismo puede ser muy peligrosa. Esta puede ser causa de una alimentación no adecuada o de una mala absorción.

Una de las principales consecuencias es la debilidad de los huesos, las malformaciones y enfermedades. Además, este déficit también produce calambres, dolores de articulaciones, cabello y uñas en mal estado, hipertensión y dientes débiles.

Pero el exceso de calcio también es negativo. No se recomienda superar los limites diarios para que este mineral no se convierta en algo toxico en nuestro organismo y se produzcan alteraciones en el ritmo cardíaco, trastornos en el sistema digestivo y estados de ansiedad, entre otros.

También te puede interesar

Alimentos ricos en calcio

Alimentos y vitaminas para las uñas

Vitaminas y nutrientes para mujeres de 40 años

  • Compartir en Google +