No me gusta el agua: cómo hidratarte si no te gusta el agua

Bebidas alternativas al agua

Todos sabemos que el agua es fundamental para nuestro organismo, pues estamos compuestos de ella en torno al 70%. Aunque el agua es incolora, incolora e insípida, hay personas a las que -por extraño que parezca- no les gusta su sabor. Dado que el organismo necesita como término medio 2 litros de agua al día para estar en forma, estas son algunas de las alternativas por las que te puedes decidir si no te gusta el sabor del agua.

  1. Agua de coco. El agua de coco contiene electrolitos, por lo que ayuda a tu cuerpo a hidratarse incluso más rápido que el agua. Contiene pocas calorías.
  2. Zumo de aloe vera. Este zumo prácticamente no tiene calorías y puede acelerar tu sistema digestivo, con los beneficios que supone. Puedes mejorar su sabor añadiendo un poco de agua de coco y un edulcorante natural, como miel o stevia.
  3. Té helado. Es una bebida que además de refrescante contiene gran cantidad de antioxidantes, por lo que es una buena alternativa para el agua.
  4. Agua con frutas. Es la fórmula más empleada. Puedes disimular el sabor del agua añadiendo unas rodajas de tu fruta favorita en agua, remover suavemente y dejar que el agua tome su sabor durante un par de horas. Puedes usar rodajas de limón, naranja, pepino, manzana…
  5. Zumo de sandía. La sandía contiene un 95% de agua, así que casi podemos decir que el zumo de sandía es agua con sabor a sandía. Tiene beneficiosas propiedades hidratantes para la piel y el organismo.
  6. Agua carbonatada con tu zumo favorito. Los zumos contienen gran cantidad de azúcar, pero si añades dos cucharadas a un vaso de agua carbonatada, aportarán a ésta un excelente sabor.
  7. Zumo de tomate. Los tomates contienen más de un 90% de agua. El zumo de tomate aporta, además de su sabor, gran cantidad de antioxidantes y vitamina C.
  8. Gazpacho. Este plato típico español, además de quitar la sed y tener un excelente sabor, tiene un gran aporte de vitaminas y nutrientes ya que se elabora a base de hortalizas frescas como el tomate o el pepino.
  9. Sopas. Las sopas son también una buena forma de hidratarse sin el sabor del agua. Mejor si elaboras los caldos con vegetales y, en todo caso, bajos en grasas animales.

Todas estas alternativas te permiten hidratarte para aportar a tu organismo el agua que necesita. Algunas de ellas además suponen un gran aporte de vitaminas y nutrientes. Si no lo has hecho antes, te recomendamos que pruebes a tomar agua a diferentes temperaturas y de diferentes marcas si tomas agua natural. De esta manera quizá encuentres la forma que te permita tomar agua sin tener que recurrir a alternativas como zumos u otras bebidas.

Fuentes:

http://madamenoire.com/696454/15-water-alternatives-people-hate-water/
http://hellogiggles.com/drink-water-hate-water/
http://naturallysavvy.com/care/5-ways-to-stay-hydrated-besides-water

  • Compartir en Google +