Los mejores antioxidantes naturales

antioxidantes naturales

Nuestro cuerpo necesita de antioxidantes para evitar que las células se envejezcan. El organismo puede llegar a contaminarse, o a causa de una mala alimentación, se pueden aumentar los niveles de radicales libres. Estas son moléculas que afectan negativamente a las células, las dañan y las someten a un proceso de oxidación que puede llegar a causar enfermedades muy graves como el cáncer.

La oxidación es un proceso natural, pero podemos contrarrestar sus efectos con los antioxidantes.

Antioxidantes naturales

Existen diferentes tipos de antioxidantes. A continuación describiremos sus características y propiedades.

  • Limoneno: Es beneficioso para prevenir ataques cardíacos, regular la hipertensión, evitar enfermedades de la vista y prevenir el cáncer Se puede encontrar en la cáscara de las frutas cítricas, como la naranja y el limón
  • Sulforano: Beneficia al organismo siendo parte de su limpieza y desintoxicación Se puede encontrar en el brócoli, el rábano, las coles, entre otros.
  • Catequinas: Es necesario para el proceso de depuración natural del organismo, siendo que es el encargado de activar las enzimas del hígado La mejor fuente de este tipo de antioxidante es el te verde.
  • Resveratrol: Es el encargado de regular la función de algunos genes, siendo que tiene efectos directos en las enzimas llamadas sirutinas. Se puede obtener al consumir fresas, arándanos, uvas, nueces y cacahuetes.
  • Licopeno: Es uno de los antioxidantes mas necesarios para el cuerpo siendo que tiene beneficios en el sistema circulatorio, cardiovascular y puede llegar a prevenir el cáncer. Se puede obtener en frutas y verduras de color rojo, como el tomate.
  • Quercetina: Este antioxidante se encuentra en el te verde, el zumo de uva, y la cebolla. Es uno de los que mas beneficios aporta al cuerpo humano siendo que previene enfermedades como la hepatitis, la diabetes, el asma y males del corazón.

Alimentos ricos en antioxidantes

La mejor forma de obtener antioxidantes es por medio de una alimentación saludable y variada, siendo que son muchos los alimentos que contienen antioxidantes y si se sigue una dieta equilibrada de carnes, frutas y verduras se podrá obtener todos sus beneficios.

Algunos de los alimentos ricos en antioxidantes que puedes  incluir en tu alimentación:

  • Frutas del bosque: moras, frambuesas, arándanos, fresas. Tienen un alto contenido en antioxidantes que ayudan al buen funcionamiento del corazón y ayudan a prevenir algunos tipos de cáncer.
  • Alubias rojas: Todos los frijoles contienen una buena cantidad de antioxidantes, pero los mas recomendados son las alubias rojas por ser muy ricas en antioxidantes.
  • Pimientos: Estos frutos, en especial aquellos que tienen coloración amarilla y roja, son muy ricos en antioxidantes y por lo tanto aportan muchísimos beneficios para la salud, principalmente la prevención del cáncer
  • Té verde: La principal propiedad del te verde es que es un poderoso antioxidante. Se recomienda beber esta infusión a diario. Tiene muchos beneficios para la salud, los más importantes son reducir las probabilidades de padecer cáncer o sufrir un ataque al corazón
  • Clavos de olor: Esta especia tradicional de la cocina India actúa como un antioxidante maravilloso en el organismo, evitando que los lípidos se envejezcan y degeneren.
  • Alcachofas: Se ha comprobado científicamente, en un estudio realizado por el USDA, que este es el vegetal que mas cantidad de antioxidantes posee y de diferentes tipos, por lo que es indispensable en la alimentación para prevenir y combatir diferentes enfermedades
  • Manzanas: la manzana es muy beneficiosa para la salud, principalmente su cascara contiene muchas propiedades antioxidantes que combaten los radicales libres que puede haber en nuestro organismo y así evitan el envejecimiento de las células, previniendo enfermedades degenerativas.
  • Cacao: Este es una rica fuente de flavonoides, en especial de procianidina que tiene propiedades antioxidantes muy poderosas y puede prevenir cáncer y enfermedades cardiovasculares.
  • Compartir en Google +